miércoles, 27 de julio de 2016

Técnicas de Masturbación Masculina


Técnicas de Masturbación Masculina


El arte del onanismo en ocasiones alcanza unas cotas que ni siquiera los departamentos de I+D+i de las grandes multinacionales del panorama mundial alcanzarían con auténticas millonadas de inversión. El motivo, en muchas ocasiones, se les escapa a esas empresas que viven del placer humano, y es que una persona en la búsqueda de su propio placer tiene una capacidad infinita de imaginación para encontrar lo que busca.


En esta ocasión el objetivo se sitúa de parte del lado masculino, son muchas las personas que afirman de forma tajante que el pene de un hombre se sitúa incluso por encima del estómago en el orden de prioridades. Por lo que no es extraño que con el paso de las décadas el hombre haya buscado, encontrado y perfeccionado diferentes maneras de darle lustre a su sable. Como diría nuestros amigos, ¿Por qué no te tocas si tango te gusta?

Después de unas jornadas de prácticas manuales y unos cuantos kilos de menos, incluso un tiempo de abstinencia provocado por la extenuación, hemos conseguido establecer una serie de técnicas de masturbación masculina que harán las delicias de más de uno.

El Apretón de Manos


Sempiterna esta técnica de masturbación masculina, la más sencilla y la más utilizada por los hombres. Se puede hacer en cualquier lugar y no requiere de una gran preparación, aunque hay que tener algo de resistencia para cumplir con el deber. Se envuelve el pene con los dedos de la mano realizando un movimiento regular de arriba hacia abajo para estimular el miembro, la velocidad depende de cada uno, no obstante si empieza a salir humo es que vas demasiado rápido.

Los dedos del canuto


Un amigo tenía una extraña forma de fumarse los canutos, ponía el dedo índice y el pulgar en el extremo para poder disfrutar de su pasatiempo favorito hasta el extremo.  Un día nos quedamos mirándolo fijamente y nos contestó que en la polla esos dedos son todavía más efectivos. Dicho y hecho, con el índice y el pulgar puedes alcanzar el clímax de una forma más ‘delicada’ y sin la necesidad de utilizar demasiado lubricante.

El capuchón


Una técnica de masturbación masculina que precisa de la utilización de las dos manos y de algo de práctica en la coordinación de todos los elementos. El funcionamiento es muy sencillo, se pone una mano en la cabeza del pene que servirá para frotarlo de forma recurrente y regular (más que placentero es hacerlo en movimientos circulares) mientras que con la otra mano realizaremos movimientos de arriba hacia abajo para completar este movimiento combinado.

Fuego en el campamento


La verdad es que esta técnica no ha sido del agrado de Mr.Frog y afirma que no la volverá a poner en 
práctica porque le hizo buba en su pene anfibio. Es muy sencilla de realizar, sólo tienes que poner las dos manos y frotarlas de adelante hacia atrás como si estuvieras encendiendo un fuego.  Un poco de lubricante es indispensable para que funcione, a pelo te puedes lastimar.

Stop and Go


No es una penalización de la F1 o del mundial de motociclismo, es una técnica de masturbación masculina que te servirá como entrenamiento para tus encuentros sexuales posteriores. Pruébalo después de llevar unos días sin masturbarte y verás lo placentera que puede llegar a ser esta técnica.

Utiliza el método que más te gusta y comienza a masturbarte, cuando notes que se acerca la eyaculación pero no que no estés en el punto de no retorno párate algunos segundos y respira profundamente.  Continúa con la masturbación pero evitando la cabeza del pene y centrándote en la parte inferior, cuando quieras terminar toca la cabeza del pene antes del momento de la eyaculación para disfrutar de un momento único.

Masturbación Masculina


El constrictor


En esta ocasión la clave está en constreñir la base del pene, ya sea con una de tus manos formando un anillo o con una prenda de ropa como el agujero de los calzoncillos. La verdad es que se consigue una erección bastante pronunciada que permite una maniobrabilidad del pene destacable, pero el momento final no ha sido del todo satisfactorio. Será cuestión de gustos.

Tira del pellejo tío


Coges con el dedo índice y el pulgar un poco de piel del pene y realizas una masturbación normal. La sensación es diferente y en algunos momentos muy atrayente, si consigues aguantar las ganas de terminar con la mano entera el orgasmo final es muy placentero.

Sin manos


La clave de esta técnica de masturbación masculina es que tus manos no tocarán de forma directa la piel del pene. Para ello nada mejor que coger ese pijama de veranito de seda o de satén que te regala tu madre todos los años. Coges tus testículos y los presionas por encima de la ropa, mientras que con la otra mano coges el pene y realizas aquellos movimientos que más te gusten.

Ordeñar al soldadito


Dos cosas para esta técnica, una es que la lubricación es indispensable si quieres que te salga de puta madre y la otra es que para realizar en pareja mola muchísimo, ya que es divertida y muy morbosa. Con una mano sostienes y presionas la parte baja del pene y con la otra, literalmente, ordeñas la cabeza del miembro hasta que consigas que aparezca la eyaculación

No entra la tercera


Cuando investigamos y nos informaron de este método nos quedamos con cara de gilipollas, es tan sencillo e intuitivo que lo has dejado pasar durante toda tu vida. Simplemente tienes que masturbarte de forma normal pero agregando movimientos de giro al pene para comprobar cómo la excitación se multiplica por dos. Simple, fácil y muy mojado.

Palmas calientes


Otro de los métodos de frotar que tan poco le gustan a Mr.Frog, algo tendrá que ver con su pasado de scout. La cuestión es que se tiene que sostener el pene con una mano y con la palma de la otra se frota hasta alcanzar el clímax. Si le agregas lubricante mejor, y si hueles a chamusquina para un ratito.

Sin miedo a tu cuerpo


Esta técnica de masturbación masculina se llama así porque consideramos que son demasiados los hombres que tienen miedo a conocer todo su cuerpo. En esta ocasión comienzas con una masturbación normal, mientras que con la otra mano frotas tus testículos y tu ano, en este último lugar podrás comprobar que una presión ligera te proporcionará el orgasmo más intenso que hayas sentido hasta la fecha.

Sexo Oral


Para empezar debemos de avisar que el nombre de las técnicas es por la simulación de tener los labios en el pene, pero no se parece en nada a una buena sesión de sexo oral. Para ello necesitarás lubricante y tu dedo índice con los medios formando unos labios. Ahora sólo tienes que deslizar el pene entre los dedos para disfrutar de una masturbación diferente.

Vamos a escurrir


Lo hemos intentado tres veces y ninguna ha conseguido obtener los resultados que nos habían prometido.  En principio, según la teoría, si se realiza suave y con lentitud se puede conseguir una estimulación muy intensa. Básicamente tienes que imaginar que estás escurriendo la ropa, pero es el pene el que necesita perder toda el agua. 

Conclusión


Masturbarse en soledad es bueno, masturbarse en pareja es bueno, masturbarse mientras comes cacahuetes puede ser raro pero es bueno, en definitiva masturbarse es una de esas cosas que nadie te puede prohibir y que puedes realizar casa en cualquier lugar, situación y momento.
 
Te hemos puesto algunas técnicas de masturbación masculina que hemos ido recopilando de conocidos, amigos y familiares. Si sabes alguna más no dudes en comentárnosla, si no nos ayudamos entre nosotros ¿Quién lo hará?

4 comentarios:

  1. Conozco bastantes de las que nombráis, aunque yo no les he puesto nombre, simplemente las hago, jajajaja.

    Genial post chicos ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre mía! ¡que de variedad! Pues nada, a ponerlas en práctica...

    ResponderEliminar
  3. No será por opciones. Poned en práctica alguna este fin de semana!
    Carla Mila.
    http://www.carlamila.es

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar