viernes, 22 de enero de 2016

¿Cómo hacer un vibrador casero?



Como hacer un vibrador casero

Cuando estamos pensando en adquirir un juguete erótico lo adecuado es informarse detalladamente y comprobar todos los modelos de las diferentes marcas para escoger el más adecuado para cada persona. En nuestra web puedes encontrar una gran cantidad de artículos bien detallados y analizados para que tu elección sea la correcta.


Sin embargo, hay personas que son muy curiosas y les gusta la aventura; esa clase de usuarios inquietos que necesitan crear cosas por el simple hecho de pasar un buen rato. También hay usuarios a los que les pica la curiosidad en algunos temas y quieren explorar todas las opciones antes de decidirse por una en concreto.

En esta ocasión traemos una serie de vibradores caseros, de esos de andar por casa para una urgencia o por el simple hecho de fabricar, que seguro que a más de uno les resultará muy curioso. Volvemos a repetir que son recomendaciones para pasar un buen rato o por probar algo diferente, en ningún momento pueden llegar a sustituir a un Juguete realizar por una empresa certificada. Sin más preámbulo…

Para ellas


El estuche del placer



Nunca te podrías imaginar que un consolador de este calibre estuviera siempre entre tus manos y nunca lo hubieras aprovechado para pasar un buen rato. Es muy discreto, personal y seguro que te encanta después de utilizarlo en varias ocasiones.

Para fabricarlo sólo necesitas un estuche de forma cilíndrica, elige el grosor y la longitud que más te guste; seguro que a partir de ahora vas fijándote mucho más en esta clase de objeto cada vez que visites la librería.

Ahora tienes que buscar trozos de tela (sin importar su procedencia) para ponerlos dentro del estuche y rellenarlo; un consejo es hacerlo de forma paciente y uno por uno, de esta manera se crearán diferentes ondulaciones en el estuche que permitirán una estimulación aún mayor.

Ya sólo quede cerrarlo y amoldarlo al gusto de cada consumidora; ponle un condón y a disfrutar de este Juguete Erótcio Femenino casero. Después de esta experiencia siempre querrás volver a tu mesa de estudio para disfrutar con tu estuche.

Es obligatorio Lavarse los dientes….

La construcción de este vibrador casero es muy sencilla, sólo necesitarás dos materiales para tener una experiencia muy excitante: Primero necesitarás un cepillo de dientes eléctrico, de esos que hay en todas las casas y que al final nadie acaba usando; en segundo lugar necesitarás una zanahoria, que seguro que te viene muy bien con toda la vitamina A que contiene.

Sólo tienes que desmontar el cepillo dejando únicamente el saliente en el que se insertan los cabezales, ahora coges la zanahoria y la clavas en este pequeño palito. Acuérdate de ponerle un preservativo a tu querida zanahoria antes de disfrutar de una buena sesión de vitamina A.

El más duro de la clase

Esta técnica es una de las más complicadas que vamos a comentar, no obstante tampoco es que sea necesario un conocimiento avanzado en la materia,  el problema reside en el tratamiento de los materiales.  

La mecánica es muy sencilla, sólo necesitamos un condón y una bolsa de yeso, si de esas que tienen los obreros para arreglarte la casa. Ahora mezclamos el yeso con agua y lo vertemos dentro del condón con mucho cuidado hasta que se endurezca bien, entre 24 y 48 horas. Sácalo de su funda, ponle el condón que más te guste y a disfrutar de tu dildo casero.

El más duro de la clase versión veraniega


La creación de este dildo casero es muy parecida a la anterior, el único cambio que tiene es el material del que se fabrica. En esta ocasión llenaremos un condón de agua y lo introduciremos en el congelador de casa durante 24 horas, al sacarlo tendremos un consolador muy fresquito para disfrutar de un buen rato en esas tardes calurosas de verano. No olvides ponerle un condón antes de empezar a jugar con él.


Tutti frutti


Una de las maneras más fáciles y sencillas de tener un dildo en casa sin necesidad de utilizar artilugios extraños o ponerse a fabricar nada es utilizar lo que la madre naturaleza nos da. Las frutas y las verduras son ideales para satisfacer esas necesidades sexuales repentinas, nada mejor que un buen calabacín, pepino o plátano para disfrutar de un buen Tutti Frutti sexual.

El panadero

Cómo podemos apreciar hay una gran diversidad de formas para simular un pene. Quizá uno de los más llamativos es el que se hace con una barra de pan: sólo tienes que quitar la miga de dentro, amasarla hasta convertirle en una masa compacta más o menos sólida. Cuando tengamos la forma deseada se introduce en un preservativo y a disfrutar de un dildo blando con el que puedes disfrutar con cualquier lubricante.


Carne Cruda



Aviso a navegantes, este vibrador casero es sólo para aquellos que estén dispuestos a pasar un rato placentero sin importarle el material de que está hecho su juguete. Después del aviso… Para fabricar este consolador casero tiene que comprarte medio kilo de carne (a tu elección), la tienes que cortar en una tira continua; ten en cuenta que lo que se busca es simular la longitud y el grosor de un pene.

Introduces la carne en el preservativo para comenzar a disfrutar de este espectacular consolador casero. Aquellas mujeres que lo han probado nos comentan que la sensación, tanto en vagina como en ano, es idéntica al placer que de un pene real. No dudes en comentarnos tu experiencia.

Para ellos

Donkey Kong

Uno de los grandes clásicos entre los hombres, una técnica que permite a los chicos aumentar en cantidades industriales su contenidos de potasio. Una técnica que la serie Weeds, recomendación para aquellos que no la hayan visto, representa muy bien cuando Andy enseña a su sobrino los secretos de los plátanos.

Muy sencilla de llevar a cabo, sólo necesitarás un plátano y lubricante: primero tienes que sacar el plátano de la cáscara evitando que se rompa en todo lo posible, todo un arte. Los expertos recomiendas abrir sólo un extremo y apretar para que el plátano salga y la cáscara se quede intacta.

Lubricas completamente tu miembro, lo introduces dentro de la cáscara y comienzas a masturbarte con tu rutina habitual. Verás la sensación suave y excitante que te provoca este auténtico regalo de la madre naturaleza.

Calcetines del amor propio

El calcetín es uno de esos objetos que tiene una relación más que especial con el hombre desde generaciones. Son muchos los chicos que utilizan este objeto para evitar manchar toda su habituación después de disfrutar de una sesión masturbadora placentera. No obstante, pocos son los que conocen este método para mejorar esta práctica y multiplicar su placer con una simple transformación.

Sólo tienes coger un guante de látex e insertarlo en el área de un calcetín deportivo, ahora rellenas con tu lubricante favorito el área del guante y podrás disfrutar de la evolución de la técnica del calcetín. Los clásicos nunca mueren.


Vagina en lata casera

¿No tienes dinero para invertir en un Fleshlight como el analizamos en Informativo Sexual? ¿Eres de esas personas que la timidez puede con ellos? A continuación ofrecemos uno de esos artilugios complemente artesanales que seguro que se convertirá en una auténtica revolución para tus tardes de estudio y de meditación.

Una vagina en lata casera, no estás leyendo mal, te ofrecemos los pasos idóneos para la creación de tu propia vagina en lata con materiales de andar por casa. Eso sí, tienes que seguir los pasos estipulados para que el resultado final sea satisfactorio y puedes disfrutar de ella.

Materiales que necesitarás: Un bote de patatas fritas  Pringles, un condón de la marca y textura que gustes,  lamina de gomaespuma, un rotulador del color que desees (los fetiches son privados de cada uno), unas tijeras y una anilla metálica o de plástico duro de diámetro algo inferior al del condón.

En primer lugar disfruta de las Pringles y no te las comas con ansiedad que te puede doler la barriga cuando estés creando tu vagina en lata. Ahora coges el bote vacío y lo alineas con la lámina de gomaespuma para hacerle una marca en el lugar adecuado (eje longitudinal del bote), tiene que estar en torno a 1 centímetro por encima del borde del bote. Ahora coges las tijeras y cortas esta parte de la lámina que será el interior de nuestra vagina.

vagina en lata casera

Coges el preservativo, lo abres y lo desenrollas en su totalidad, ahora tienes que dejar caer en su interior la anilla para que ejerza como peso. Si estás usando un preservativo con lubricación ponlo del revés para que el lubricante quede en el interior y puedas disfrutar de una experiencia mucho más placentera. Si lo prefieres puedes usar preservativos con texturas.

Ahora ponemos el preservativo encima de la lámina de gomaespuma que hemos cortado con anterioridad; el borde inferior de la lámina debe situarse en el centro de la anilla que tenemos dentro del preservativo. Ahora dibujamos una línea en el borde la lámina que pasa por el centro del anillo que conforma la boca del condón (el lugar en el que  se introduce el pene). Ahora cortamos por esta línea para tener dos tiras de gomaespuma.

La lámina más fina se enrolla y se empuja hasta el fondo del bote. La otra lámina de gomaespuma sobrante se enrollará alrededor del preservativo, de tal manera que quede dentro de la lámina de gomaespuma. En este paso hay que tener en cuetna que la punta del preservativo con la anilla y el bore superior por el que se introduce el pene deben de sobresalir a ambos lados del rollo.

Ahora cortamos la punta inferior del preservativo para que el aire pueda circular; posteriormente introducimos el segundo rollo de gomaespuma (con el preservativo dentro) con la parte por la que introducimos el pene hacia arriba, la parte de la anilla que acabamos de cortar debe quedar en el interior del bote.

Con la punta de las tijeras o un objeto punzante, abrimos un agujero en la base del bote. Podemos pintar con el rotulador que más nos gusta en la parte superior de la gomaespuma para simular unos labios, una vagina o un ano; esto depende de cada usuario.

Estira la base del preservativo con sumo cuidado para cubrir con el látex toda la boca del bote de Pringles, de esta forma el borde del preservativo se ajustará alrededor del borde y se mantendrá unido a este gracias a su elasticidad.

Gracias al agujero que hemos hecho en la base del bote podremos controlar el efecto succión durante la masturbación. Utiliza el lubricante que más te gusta y recuerda que después de usarlo tienes que extraer el condón para sustituirlo por otro nuevo y limpiar la base que ha quedado manchada de esperma.

Una solución casera que puede servir para pasar un rato tanto en su construcción como en su uso y disfrute, no obstante desde Informativo Sexual siempre recomendaremos la utilización de una profesional que cuenta con todos los certificados de higiene. No dudes en contarnos tu experiencia si has decidido crear tu propio Juguete Erótico.

4 comentarios:

  1. Pero todo ello con cuidado. Si las Urgencias hablaran...
    Maravilloso artículo
    Gracias por compartir.
    Carla Mila
    http://www.carlamila.es

    ResponderEliminar
  2. También se puede hacer uno mas sofisticado del siguiente modo, necesitas un bote de silicona blanca o transparente, 3 o 4 folios, cinta adhesiva, y un globo o un preservativo, tienes que hacer un rulo con las tre hojas de papel del grosor y longitud que desees que tenga tu dildo y lo pegas con la cinta para que no se deshaga, luego pones un trozo de papel debajo, y a continuación rellenas el rulo con la silicona, acabándolo en forma redonda con la misma silicona, esperas que se seque un par de días o tres y quitas el papel, metes tu dildo dentro de un globo o un preservativo y le haces un nudo al final, y ya tienes un dildo blandito y suave para siempre, no recomiendo usarlo sin protección de un globo o un condón pues la silicona aun estando seca puede ser nociva para el tracto rectal el ano o la vagina

    ResponderEliminar
  3. También se puede hacer uno mas sofisticado del siguiente modo, necesitas un bote de silicona blanca o transparente, 3 o 4 folios, cinta adhesiva, y un globo o un preservativo, tienes que hacer un rulo con las tre hojas de papel del grosor y longitud que desees que tenga tu dildo y lo pegas con la cinta para que no se deshaga, luego pones un trozo de papel debajo, y a continuación rellenas el rulo con la silicona, acabándolo en forma redonda con la misma silicona, esperas que se seque un par de días o tres y quitas el papel, metes tu dildo dentro de un globo o un preservativo y le haces un nudo al final, y ya tienes un dildo blandito y suave para siempre, no recomiendo usarlo sin protección de un globo o un condón pues la silicona aun estando seca puede ser nociva para el tracto rectal el ano o la vagina

    ResponderEliminar
  4. Yo hice uno que aunque es trabajoso es perfecto para todos los gustos

    utilice una cámara de bici y una llave de paso de agua.. suena loco pero el resultado es increíble

    corte un tramo de cámara el largo es a elección del usuario le hice un nudo en la punta y luego metí el nudo dando vuelta la cámara como si fuera una media. De ese modo queda una punta más redondeada y en el otro extremo del tramo coloque la llave de paso de agua agarrada con una abrazadera para impedir fugas., listo ahora con un aplique que enrosque la llave de paso lo puedes conectar a la salida de agua que viene en la ducha... la que viene abajo que es casi a la altura de ya sabes que.... una vez quitas el cañito conectas el dildo y abres la llave de paso y la llave de la ducha una vez tengas el grosor que deseas cierras la llave de paso del dildo y listo.... puedes ducharte dándote cariño con tu nuevo amigo o .... esta es la mejor parte.... puedes desconectarlo y llevarlo donde quieras ya q la llave de paso no dejará salir el agua.... una vez satisfecha abres la llave de paso y le sacas el agua Lo limpias bien y queda pequeño para ser bien guardado. Yo recomiendo usarlo con condón así es mas fácil limpiarlo. ... espero a alguien le sirva yo lo uso mucho y ni imaginan el grosor q ya a esta altura llevo.... mi ano rompe récord guinnes se abre más que mi vagina jejejeje

    ResponderEliminar